El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

lunes, febrero 13, 2006

El Día del Amor

El día del amor ha retornado a nuestro hoy, y ha regresado a pesar de que la lógica pragmática y materialista lo inunda todo y nos habla de su irrealidad, de su no existencia por la imposibilidad de medirlo, pesarlo y poder venderlo y sin embargo es.

El amor es algo que se siente a profundidad, que llena todo nuestro ser convirtiéndonos en fuente generosa que ofrece todo sin pedir nada; es algo que se materializa sin ser material, que se siente como una alegría permanente que desborda cada partícula de nuestro yo siendo imposible de ocultar, porque nos hace sentir vivos en una antes desconocida intensidad, porque arranca destellos de luz a nuestros ojos y dibuja una sonrisa maravillosa que nunca duele, porque aviva los colores de la vida y los perfumes del existir, porque no se parece a nada conteniéndolo todo.

Existe en la realidad no material porque lo atestigua el dolor tan profundo del desamor, tan cortante e intenso, tan terrible y permanentemente punzante que le arranca a la vida misma su razón de existir, porque nos deja sin ilusiones, sin esperanzas, sin alegrías, sin motivos para continuar.

Conocer el amor justifica una existencia, es más, sin conocerlo no se justifica el ser, no valen la pena nuestros desvelos y sin sabores, no se justifica el dolor del parto y mucho menos nuestro efímero y doloroso existir.

El amor es una realidad que también es verdad. Los privilegiados que lo hemos conocido somos testigos de ello y los que todavía no lo han sentido, lo presienten y sin saberlo lo buscan con desesperación.

El amor es la vida misma y el riesgo doloroso de perderlo nunca justificara la renuncia a conocerlo, porque es la diferencia entre existir y ser, es la diferencia entre quien conoció una vez la luz y puede rememorarla y quien ignora, en su ceguera de nacimiento, los colores y las sombras, porque la luz es la sombra del amor.

El amor es la felicidad, la esperanza y la ilusión y es también agonía y muerte, pero si no podemos escapar de la muerte no renunciemos nunca a su única justificación.

En este día del amor les deseo de todo corazón que su búsqueda existencial sea exitosa y también les deseo a quienes lo han conocido, que lo renueven y lo defiendan como único tesoro que nos permite ser, por que la vida sin amor puede ser cualquier cosa, menos vivir.

Felicidades en el día del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario