El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

jueves, mayo 17, 2007

Impuestos & impuestos

Publicado en Mayo 25, o7
en el Diario Las Americas

No todos los impuestos son iguales, los hay onerosos y destructivos, y también los hay legítimos y positivos, no los confundamos.

El impuesto a la propiedad es oneroso porque implica la perdida de la vivienda para la mayoría que no puede pagarlo ya, además que se había pagado impuestos sobre el dinero que el propietario uso para comprar su casa, imposiciones duplicadas sobre el mismo dinero es abusivo. Se ha propuesto que se eleve el precio mínimo imponible, pero se alega discriminación entre ricos y pobres para rechazarlo, por lo que pienso que se debe planificar una racionalización de los gastos para eliminarlo por completo.

Propusieron eliminar el impuesto condal a la gasolina a lo que me opongo por que sería negativo y discrimina también entre pobres y ricos.

Lo primero es que se debe mantener todo el enfoque en la eliminación del impuesto a la propiedad sin distracciones y tampoco creo que se le deba reducir la capacidad financiera al alcalde Carlos Alvarez en los precisos momentos en que él pretende sanear el gobierno. No castiguemos al alcalde sin necesidad.

Por otra parte, lo correcto para reducir la contaminación ambiental que está llevando hasta la furia destructiva a la naturaleza, sería reducir el consumo individual de combustible y como decía Andrés Oppenheimer: sería positivo que llegara a $4.00 el galón para lograr algo significativo. Deberíamos incrementar el impuesto a la gasolina para crear un fondo condal de emergencia para fenómenos naturales, ayudando así a prevenirlos.

Y por último, dijeron que toda reducción de impuestos que favorezca más a unos que a otros es discriminatoria e injusta. Los mayores beneficiados serían aquellos que utilizan vehículos innecesariamente poderosos por simple imagen ególatra, siendo así lo mayores responsables del alaza del precio de gasolina por su insaciable sed de petróleo y de mayor contaminación ambiental consecuentemente. Aquellos que compran carros tan caros y potentes no necesitan el subsidio, en el fondo sabemos que se están ahogando en deudas y compromisos para aparentar más de lo que tienen, pero por respeto a sus imágenes debemos creerles que le sobra el dinero y por tanto no necesitan ninguna ayuda.

Los pobres reduciremos el consumo otra vez.

Víctor Ml. Caamaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario