El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

lunes, julio 21, 2008

¿Aseguradoras o prestamistas?

Publicado por:

Otra vez una aseguradora solicita un aumento astronómico en el precio de sus pólizas, luego tranzarán por un menor aumento que era el deseado y así pasa suave disfrazando el sabor de abuso en su solicitud. No somos tan imbéciles. Quisiera preguntar a quien pueda informarme, ¿Ante que tribunal, instancia o magistratura, debemos apelar para demostrar que las aseguradoras no están ejerciendo el seguro y por tanto sus licencias deben ser canceladas?

El seguro fue diseñado para repartir las pérdidas en todo el universo y por ese servicio las aseguradoras cobraban una comisión para sus gastos y beneficios. El grueso de la prima era la reserva para pagar calamidades y si después de caducado el período de cobertura sobraba de ese dinero, las empresas podían asumirlos como ganancia; en el caso de que la calamidad sobrepasara lo estimado, se aumentarían todas las primas para cubrir la indemnización, la comisión de las aseguradoras siempre estuvo fuera de riesgo y por tanto nunca podían tener pérdidas, así era EL SEGURO.

Al desregular el mercado las empresas aseguradoras se adueñaron de la totalidad de la prima y se transformaron en una especie de financieras a futuro, donde cobran capital e interés por un préstamo probable y cuando el posible préstamo resulta ser muy alto, declaran quiebra y se estafó a todos los asegurados con la complicidad de las leyes.

Pero eso no es todo, contrario al espíritu y esencia del seguro que debe ser universalizado disminuyendo así el aporte individual en las calamidades, para poder crear más cortes corporativas fraccionaron las empresas nacionales en estatales y por tanto el costo de la tragedia la pagan precisamente los que la sufren. Eso no es el seguro ni su finalidad.

La solución a este abuso se encuentra atrapada en la discusión ideológica de si hay que regular el mercado o el mercado se regula solo. Como empresario que fui debo reconocer que muchas de las regulaciones que imponen los políticos perjudican el mercado, lo maniatan y le reducen espacio para crecer, pero la desregulación trae abusos y desequilibrios que perjudican seriamente a la sociedad generando crisis como la actual. Podríamos gastar el resto del siglo discutiendo las dos posiciones, en vez de sentarnos a buscar una solución nueva que proteja el beneficio razonable que incentiva la economía, pero evitando aniquilar a la población para la que fueron creados todos los servicios y bienes.

Es preciso volver a establecer prioridades reconociendo que todas las actividades, objetos y riquezas, deben existir para beneficio del ser humano, que el ser humano no es desechable en función de los intereses porque destruimos la colmena y fuera de la colmena no existe vida aun que seas multimillonario.

Todos o ninguno.

Víctor Ml. Caamaño
PD. ver Seguros en el indice temático

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario