El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

domingo, diciembre 14, 2008

Agenda para el cambio en EUA

Publicado en:
Calle Ocho

Hemos llegado a un momento de cambio, no por que se le antoje a alguien, sino porque es obvio que la actual manera de funcionar se ha agotado, se trancó el juego y hay dos opciones: negarlo por miedo o terquedad y no participar, o procurar que el cambio sea aceptable y beneficioso para todos. Sería interesante proponer los cambios y así lograr un consenso, una proposición social.

El cambio de mayor importancia es lograr que el gobierno federal vuelva a ser una institución de equilibrio en la sociedad, que sea la autoridad encargada de dirimir imparcialmente los conflictos generados por las diferentes fuerzas sociales. Es vital que el gobierno deje de ser un ente parcializado con un sector, la crisis demostró que todos los sectores son necesarios para el sano desenvolvimiento social y la preferencia por uno u otro sector, conlleva decisiones que generan pobreza y abusos, ya sean de derecha o izquierda. Un gobierno imparcial sería ya un gran cambio, esto luce fácil pero no lo es.

Se necesita volver a consagrar que la producción (trabajo e inversión) es la base del bienestar de una sociedad, que el crecimiento económico puede ser positivo o negativo según favorezca a la sociedad y a la civilización y, al poner énfasis en la producción, se tendrá que aceptar que una sociedad en la que los políticos, deportistas y prestamistas son los más beneficiados, necesita reformas urgentes, esos tres sectores juntos no producen ni un grano de maíz.

Es necesario hacer transparentes las administraciones corporativas, responsables de innecesarios despilfarros que han perjudicado la salud económica de la sociedad en general. Siento fuertes molestias cuando pienso en políticos opinando en las empresas privadas, pero la irresponsabilidad de éstas justifican un correctivo, una regulación y para ello creo que dos disposiciones pudieran ser las bases de la rectificación: fijar legalmente tanto el salario mínimo como el máximo y éste último debería ser limitado por el del primer funcionario de la nación: el Presidente, sobre ese nivel solo sería legal pagar bonificaciones, pero, como segunda medida, las bonificaciones y demás regalías deberían ser aprobadas en la asamblea general de accionistas de cada empresa, permitiendo así que los diversos intereses dentro del mercado comiencen a tener la capacidad de autorregulación.

Cuando el arrebato de aumentos de beneficios para los ejecutivos, se acepto una sinrazón en todo el sector gubernamental: para evitar que nuestros funcionarios y técnicos emigren al sector privado debemos igualar sus estipendios, creándose de esa forma gobiernos incosteables para sus territorios y que multiplican sus costos en cada elección ya que los exfuncionarios quedan jubilados de por vida a cargo del presupuesto, la cabeza está destruyendo el cuerpo en una especie de artritis política. Es preciso llevar los salarios, de aquellos que se supone son servidores públicos, a niveles razonables en función de la capacidad de los territorios administrados y siendo todos iguales ante la ley, la jubilación de todos debe estar basada en el ahorro propio y no en el gasto público, existen mecanismos ya establecidos para la jubilación y si son buenos para la población, deben ser también buenos para sus “servidores”.

La propiedad privada debe ser consagrada de nuevo, pero esta vez toda, las pequeñas y las grandes, para no crear propietarios de primera y de segunda. Aquello que no se le da o permite a la pequeña propiedad, tampoco se le puede dar o permitir a las grandes.

La paz social se logra sin injusticias ni privilegios.

Ver también:
Vientos oscuros en USA
Cambio en USA
La crisis de la administración

2 comentarios:

  1. Hola Don Victor: aunque su escrito no tiene la genialidad, grandeza y profundidad de otros anteriores, no deja de expresar verdades de a puno, que ojala las autoridades economicas observaran y siguieran....

    Cordialmente
    Miguel B. Payeras

    ResponderEliminar
  2. Los cambios surgen a causa de los imprevistos y a cualquier nivel representan un gran reto. Hay una sensación de impotencia en la población... porque mucho podemos opinar, pero en apariencia nada podemos resolver. Solo nos queda un aprendizaje individual, que cada cual aplicará en el tiempo de vida que le quede, si no es que con el impacto fallece. Bendiciones, Fé.

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario