El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

domingo, diciembre 02, 2012

Antítesis: La revolución es imposible


Historia

Cuando la alquimia comenzó a parir a la química y los humanos comenzamos a entrever y usar el método científico, el sol de la ciencia produjo la alborada más deslumbrante de todos los tiempos. Empezamos a comprender las leyes que dominaban el mundo y cual niños recién alfabetizados descubrimos, que había un universo más allá de nuestro barrio. Los pensadores de entonces sustentaban que la razón humana podía combatir la ignorancia, la superstición, la tiranía y que era posible construir un mundo mejor.

Como creímos saberlo todo se proclamó: “Dios a muerto”, total, ya comenzabamos a entender como funcionaban las cosas. Es como si el haker al descubrir el código secreto del programa y en su autocomplacencia triunfal decreta que el programador nunca existió, pero bueno, hasta eso podemos entenderlo. Pero solamente habían enterrado al Dios que proponía amar al prójimo, dejando el Olimpo a cargo de Mercurio, dios de los comerciantes y también de los ladrones.

Como el prójimo dejo de ser prójimo, se abrieron las puertas a toda clase de explotación y abusos sin remordimientos de conciencia, también se abrieron las puertas a los genocidios de Hitler, de Stalin y todos sus aprendices. El ser humano sin alma vale más o menos igual que un perro, con excepción de los ilustrados y las diversas nomenclaturas en sus rancios excepcionalismos.

Otra conclusión precipitada fue asumir que con el uso de la razón podíamos hacer lo que quisiéramos de nuestro futuro, no existían más leyes que las que creáramos nosotros mismos y así nació la idea pretenciosa de acelerar la evolución humana mediante el uso del raciocinio divorciado de lo moral.

Revolución fue un término que representaba las vueltas de una rueda sobre su eje, la de los planetas alrededor del sol y por familiaridad con revuelta, revoltear, etc., fue usada como sinónimo de rebeldía y revuelta social, pero es durante el periodo de la Ilustración que se gesta el concepto de salto evolutivo: re-evolución.

La primera revolución, la francesa, es confusa en cuanto a ese concepto,  porque fue realmente una rebelión del pueblo contra el abuso del sistema monárquico, no para saltar al futuro y es ahí donde radica la confusión, sino para saltar al presente de entonces. Procuraba que se reconociera de forma explicita la existencia de la sociedad como hermandad humana, la propiedad y la libertad que existían ya, pero con miedos y limitaciones, y la igualdad que debía borrar los privilegios e inpunidad de los nobles, situando  el protagonismo en la sociedad que se comenzaba a articular como ente reconocido y de ahí nació el movimiento pro sociedad que se terminó llamando socialismo, movimiento compuesto por muchos criterios distintos.

Colocar en la dirección evolutiva al súper hombre que Nietzsche presentía, hombre que basado en la razón sería tan poderoso como el antiguo Dios ya enterrado, se convirtió en el sueño, en la utopía re-evolucionaria a perseguir. Y cada cual comienza a imaginar diferentes caminos hacia ese objetivo sacralizado, siendo ahí donde surge el desacuerdo entre los re-evolucionarios, unos reconocen a ese hombre nuevo existiendo ya en la supuesta raza superior o Aria, e imaginan, ligeramente como siempre, que el salto re-evolucionario se lograría con la simple desaparición de las demás razas inferiores, es el caso del Nacional Socialismo.

Los fascistas reconocen ese nuevo hombre en los creadores de riquezas y hombres fuertes que han logrado mantenerse en el poder sin importar discursos o métodos, cuya visión y empeño lograron construir las bases económicas de producción y de orden social, y para mantener su lealtad socialista decretan que en los organismos de dirección de los entes productivos debían estar representados los obreros, cuyos músculos hacían funcionar las empresas y además, estaría presente el estado como garantía de pureza en las metas a largo plazo.

Otro camino fue el Socialismo “real” o científico que iba mucho más lejos al plantear el diseño y construcción del nuevo hombre como una tarea gubernamental y  proponía un mundo diferente, mundo donde no existirían ni las clases sociales ni el estado como ente de regulación, todo esto dentro de un universo totalmente regulado y diversificado. Para eliminar las diferencias de clases y la explotación del hombre por el hombre, se eliminaba la propiedad privada de los medios de producción, se creaba la contradicción, obvia en si misma, de la propiedad colectiva.

El pasado reciente

Deseo referirme de forma especial a otro desprendimiento del movimiento re-evolucionario que, a diferencia de los señalados y que ya fueron superados por la práctica histórica, se encuentra en plena efervescencia y marcando el rumbo político y económico actual: el mal llamado Neo liberalismo que en la realidad es un neo fascismo. La innovación de la corriente neocom es que no desea un líder político fuerte, un duce, por eso llevan como candidatos actores y personas no reconocidas por su brillantez mental, creen firmemente que el planeta se puede regir como una corporación en la que el musculo obrero ya no tiene mucha importancia.

Leo Strauss
Sobre la mitad de la década de los treintas, 1938 específicamente y procedente de la Europa preñada por los sueños nazi-fascista-comunistas, llegó a EUA Leo Strauss. Filósofo alemán que rápidamente se convirtió en catedrático de las principales universidades privadas, primero en New York y después en Chicago y en donde establece cátedras rodeadas de un hermetismo sin precedentes, cátedras a puertas cerradas y en las que siempre quedaban los pizarrones limpios, nadie comentaba sobre sus enseñanzas y es en esa especie de logia universitaria donde empieza el adoctrinamiento de los estudiantes, hijos en su mayoría de la clase económica dominante en EUA.

Como toda ideología les crea la conciencia de seres especiales, a quienes el destino había escogido para lograr el famoso salto de la evolución humana, aprovechando a los que ya se sentían especiales por ser hijos de quienes eran y por supuesto, merecedores de todo lo bueno y exquisito que el momento pudiera proporcionarles.

Creó una vanguardia re-evolucionaria casi en el poder, a diferencia de los otros movimientos que tuvieron que alcanzar el poder mediante la lucha desde abajo. Una vanguardia que el tiempo les garantizaba la herencia de los medios de producción creados por sus antecesores y por tanto el poder. Un movimiento re-evolucionario disfrazado de ultraconservador, para que pasara desapercibido en la derecha conservadora, pero en vez de conservar planteaban cambios sistémicos, para ello necesitaban la desregulación jurídica y con ella lograr el debilitamiento financiero del estado-nación que podía ofrecerles resistencia. Por esa razón este cambio re-evolucionario hacia un “Nuevo Orden Mundial” comienza desde arriba y no desde abajo como fue hasta ese momento.

Conclusión
En definitiva, todos los movimientos re-evolucionarios han sido sostenidos por una visión parcializada e incompleta de la sociedad y su funcionamiento, visión que le hemos llamado ideología, una visión que fanatiza a sus seguidores quienes terminan otorgandole más valor a las ideas que a quienes las piensan, todos son dirigidos por élites o vanguardias que ven parcialmente el edificio social desde un solo lado y  asumiendo sus ideas como verdades incuestionables y absolutas, creen que a los demás hay que imponerles los cambios por la fuerza, ya que son incapaces de comprenderlos por su falta de educación. Todos rompen el equilibrio de la sociedad al favorecer o perjudicar concientemente a sectores de la sociedad. Todos pretenden trastocar la evolución natural para forzar una velocidad evolutiva más acelerada y por último, todos ven la libertad como un escoyo para sus planes, promoviendo gobiernos de fuerza para dominar e imponer, siempre imponer sus soluciones.

Veo que todos los procesos universales son regidos por leyes y sobre el proceso evolutivo solo conocemos la dirección que llevaba hasta que nosotros la descarrilamos. Plantearse ese famoso salto en la evolución fue entonces y hoy pretencioso, ilusorio, porque al desconocer las leyes que la controlan, éstas son transgredidas y por tanto las acciones están destinadas al fracaso. Las leyes de la naturaleza terminan imponiéndose a cualquier costo en todos los ámbitos, no solamente en el clima como comenzamos ahora a entender.

Además, la experiencia histórica no muestra una sola re-evolución que hiciera feliz a los pueblos para quienes supuestamente fue ejecutada: La revolución francesa (¿) creo nuestro mundo actual, la revolución mexicana creo la dictadura del PRI y uno de los países más corruptos del planeta, la nazi-fascista sabemos sus resultados, la re-evolución rusa y la Gran Marcha china, terminaron en capitalismos fascistas, después de 100 años y de millones de muertos y grandes sacrificios, las más modernas como la cubana, la venezolana y la neoliberal, están a la vista de todos los que quieran verlas.

Ni siquiera la revolución industrial fue un salto evolutivo, la fuerza del vapor se usaba ya en los templos de la Grecia antigua para abrir “mágicamente” sus puertas e impresionar a sus acólitos, solo había que esperar que los conocimientos sobre metales y mecánica evolucionaran e hicieran posible su uso, para sustituir la fuerza animal y finalmente la humana, pero mucho más importante, esperar la existencia de una demanda que justificara las lineas de ensamblado en serie, por tanto hubo una permanente evolución industrial, nunca una re-evolución, como los enamorados del término quieren hacer ver. Una evolución que dependió del aumento de la demanda y esto debe constar.

Reconozco lo difícil que es salir del closet ideológico por la represión social que ejercen los que no desean que su movimiento se desvanezca. Todos los movimientos que crean fanáticos son trampas, adherirse a ellos es un acto de conciencia, valor y libertad, pero salir de ellos es un acto de traición y eso es una trampa, igual sucede con el islamismo, los movimientos gays, etc.

Por las razones expuestas considero la idea re-evolucionaria una quimera que nos ha hecho perder siglos de avance pro una vida más justa y responsable; siglos en que los cerebros más brillantes pulieran y mejoraran la evolución natural, como siempre sucedio; siglos de siembra y cosecha de la solidaridad humana, único sentimiento quer puede, dentro de la desigualdad creada por la naturaleza en todo lo que existe, mejorar las condiciones de todos los seres vivos, humanos y no humanos, que también son parte de este proceso maravilloso.

No desperdiciemos más tiempo en pos de una quimera bonita pero demostradamente inalcanzable y esto no quiere decir renunciar a ser rebeldes frente a lo que no debe ser. Esto no significa dejar de aspirar y luchar por que nuestro pueblo y nuestra raza, sigan progresando y desarrollando la civilización humana de forma cada vez más justa, unidos como pueblos y motivados por el amor que crea y busca el bienestar, nunca motivados por el desprecio y el odio a otros.

Sigo creyendo y apostando a la capacidad ilimitada de los humanos, siempre que no desconozcan y violen las leyes de la naturaleza a la que pertenecemos sin lugar a ninguna duda, no a la inversa como pretenden los superhombres endiosados.

Victor Ml. Caamaño

Recomiendo ver también:

Comunismo - Nazismo - Neoliberalismo: "En el siglo pasado florecieron tres movimientos ideológicos: Socialismo, Nazismo y Neoliberalismo. En estos movimientos existen raíces comunes que los pudieran enmarcar más como compitiendo por el poder, que como enemigos. ¿Cuales elementos comparten?

A la izquierda latinoamericana: "La izquierda por casi dos siglos abrazó, como modelo de avanzada, la propuesta marxista-leninista para la creación de una sociedad sin clases y sin Estado, para lograr esta fabulosa utopía se propuso como paso intermedio el socialismo y la creación de la dictadura del proletariado como única vía de cambiar interiormente al ser humano, despojándolo de posiciones egoístas e individualistas que les impedirían funcionar en ese nuevo mundo paradisíaco re-evolucionado."



Su opinión puede ser esclarecedora





7 comentarios:

  1. Hermano Victor... ya lo has dicho todo... dejar que abra la rosa... cuidándola, amándola, disfrutando junto a ella ese despertar... ¡No hay mas!... Bendiciones, Fé

    ResponderEliminar
  2. Bueno Víctor, aunque la invitación a visitar tu espacio fue a Wilfredo, he llegado aquí.
    Víctor para mi falta mucho. Hay tanto que falta por saber sobre las actividades humanas, que con estas faltas en muy duro que se puedan equilibrar las acciones y puedan dar un resultado: La solidaridad.
    Insisto en que lo que pasa en los humanos, hasta ahora, es que se vive de los modelos pasados y ellos pueden, mezclarse y sacar modificaciones, que tu llamas evolución. Que a su vez son motivo de otra nueva modifición, que se entiende bajo las leyes de la dialéctica.
    Si lo que puede cambiar la conducta humana es la evolución estamos fritos. Tampoco lo consigue la re-evolución.
    Entonces que es la base del cambio, el corte, la mutación, con el pasado y someterse a un periodo de incertidumbre e investigación.
    La incertidumbre es un estado donde no se sabe dónde, qué, cuando, y porqué. Ese es el estado de aprendizaje y desde cual se produce la mutación.

    ResponderEliminar
  3. Victor, he llegado a este espacio por coincidencia.
    Me interesa muchisimo y quiero seguir leyendo hasta haber absorbado todo lo que has escrito.
    Te felicito con esta obra!
    Tu amiga siempre, Denise Karter

    ResponderEliminar
  4. PARA EVITAR QUE PUEDAS CREAR, EL SISTEMA TE INVITA A RE-CREARTE Y RE-EVOLUCIONARTE, SIN EVOLUCIONAR...

    SALUDOS ESTIMADO, BUENO EL DATO DE MERCURIO, DIOS DE LOS LADRONES

    ResponderEliminar
  5. Nada creado con inteligencia humana, y criterios "científicos humanos" es una verdadera solución para la humanidad. El hombre que se trata de manejar asimismo, se hace necio, pues más pueden sus afanes egoístas, y su deseo de decollar sobre los demás -imponiendo su cosmovisión- que el deseo de salvar al prójimo. El hombre en su yo interior realmente piensa primero en sí mismo. Sólo Dios es la verdadera solución, apelando a un mundo en que los valores del Amor caritativo, la solaridaridad con los pobres con dignidad, y el servicio a los demás, sean el camino a un mundo más fraterno y humanitario.

    ResponderEliminar
  6. Isaac de Stella (¿-c. 1171), Monje Cisterciense 
    Sermón 1, para la fiesta de Todos los Santos

    «Dichosos los pobres en el espíritu»

         Todos los hombres, sin excepción, desean la felicidad, la dicha. Pero referente a ella tienen ideas muy distintas; para uno está en la voluptuosidad de los sentidos y la suavidad de la vida; para otro, en la virtud; para otro, en el conocimiento de la verdad. Por eso, el que enseña a todos los hombres, comienza por enderezar a los que se extravían, dirige a los que se encuentran en camino, y acoge a los que llaman a su puerta... Aquel que es «El Camino, la Verdad y la Vida» (Jn 14,6) endereza, dirige, acoge y comienza por esta palabra: «Dichosos los pobres en el espíritu». 

        La falsa sabiduría de este mundo, que es auténtica locura (1C 3,19), pronuncia sin comprender lo que afirma; declara dichosa «la raza extranjera, cuya diestra jura en falso, cuya boca dice falsedades» porque «sus silos están repletos, sus rebaños se multiplican y sus bueyes vienen cargados» (Sl 143, 7-13). Pero todas sus riquezas son inseguras, su paz no es paz (Jr 6,14), su gozo, estúpido. Por el contrario, la Sabiduría de Dios, el Hijo por naturaleza, la mano derecha del Padre, la boca que dice la verdad, proclama que son dichosos los pobres, destinados a ser reyes, reyes del Reino eterno. Parece decir: «Buscáis la dicha, y no está donde la buscáis, corréis, pero fuera del camino. Aquí tenéis el camino que conduce a la felicidad: la pobreza voluntaria por mi causa, éste es el camino. El Reino de los cielos en mí, ésta es la dicha. Corréis mucho pero mal, cuanto más rápidos vais, más os alejáis del término...» 

        No temamos, hermanos. Somos pobres; escuchemos al Pobre recomendar a los pobres la pobreza. Podemos creerle pues lo ha experimentado. Nació pobre, vivió pobre, murió pobre. No quiso enriquecerse; sí, aceptó morir. Creamos, pues a la Verdad que nos indica el camino hacia la vida. Es arduo pero corto; la dicha es eterna. El camino es estrecho, pero conduce a la vida (Mt 7,14).

    Amen!!!

    ResponderEliminar
  7. El hombre va de continuo fracaso en la historia. Sólo si vuelve a la coneccion con el Creador, el Padre nuevamente, podrá entender y guardar los reinos para Él. Fuera de Él nada podrá hacer.El hombre se fatiga en vano. Hasta que los velos de sus ojos le sean quitados.

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario