El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

Mostrando entradas con la etiqueta Economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Economía. Mostrar todas las entradas

domingo, agosto 03, 2014

Crisis migratoria





Cuando se desea resolver un problema, lo fundamental es conocer las causas del problema y me refiero a las causas primeras y reales. Para conocer la realidad es preciso despojarse (y no es fácil) de los conceptos ideológicos ya que las ideologías, todas, no ven la realidad, ven solo sus interpretaciones de la realidad y generalmente no concuerdan.

Se dice, superficialmente hablando, que la miseria en el sur es quien alienta la emigración adulta e infantil y es verdad, pero es una verdad a medias ya que siempre existió pobreza en la región sin crear tsunamis migratorios como ocurre actualmente.

Utilizaré un ejemplo que conozco bien por ser mi país. A principio de los 60’s la colonia dominican en todo EUA se estimaba en aproximadamente 60,000 individuos. Cuando EUA comenzó a ser autosuficiente en la producción de azucar mediante altos subsidios, en 10 años la colonia dominicana, solamente en New York, llegó a 1 millón. La exportación de azúcar era la industria principal de RD. y había colapsado.

Conste que no critico la decisión de cualquier país de ser autosuficiente, mientras menos se dependa del exterior mucho más seguro está, recordemos el embargo petrolero de esos mismos años, pero toda acción conlleva un costo, una consecuencia, es una ley natural y universal: “toda acción genera una reacción igual y en sentido contrario”.

El costo de los subsidios agrícolas será asumido inevitablemente y uno de esos costos, no el único, es la emigración. Si me quitas la forma de vivir en mi casa, tendré que emigrar hacia dónde se fueron los trabajos, recuerde, amigo lector, que cualquier muerte es preferible a la muerte por hambre.

Hay otras consecuencias de la distorsión generada por los subsidios: para que juan compre los zapatos que fabrica Pepe, Pepe tendrá que comprar el azúcar que produce Juan, eso es el comercio y ahí encontramos una de las causas de la disminución de las exportaciones-importaciones que alimentan la crisis económica actual.

Pero existe otra consecuencia mucho más grave: los costosisimos subsidios agrícolas evitan que se desarrolle una agricultura a gran escala en los países que son más eficientes agrícolamente y por tanto la dependencia mundial en la producción de alimentos de los países ricos es grande, si un cambio climático, como está ocurriendo, o la simple desaparición de las abejas que polinizan, como también ocurre actualmente en EUA, traerá la hambruna más grande de todos los tiempos y sabemos sus consecuencias.

Pero volviendo al asunto migratorio, cuando EUA toma la legítima decisión de deportar los delincuentes a sus países de origen, decisión legítima repito, nadie tiene que aceptar la escoria humana de otros países, también crea en estos pequeños países la necesidad de escapar de los peligros que estos delincuentes generan y comienzan a llegar los niños a la frontera.

Cualquier acto diseñado para violentar las leyes naturales tendrá consecuencias y la ley de “oferta y demanda” es una ley natural.

El equilibrio es la condición para que todo el universo, del que somos parte, funcione estable y pacíficamente, respetemoslo, vivamos y dejemos vivir por la paz global.

Vitor Ml. Caamaño

lunes, julio 09, 2012

El verdugo del Estado-Nación


Ya conocemos quien será el matón del concepto estado-nación y junto a él el de la República y de la Democracia, su nombre es “calificadoras de riesgos”.

De la noche a la mañana estas “empresas” que no venden nada, se adjudicaron a si mismas la autoridad para determinar que país es confiable para recibir prestamos y cual no, y de eso depende el interés que deben pagar por sus bonos en el mercado. Ellos utilizan para su apreciación el nivel de crecimiento de las economías nacionales, pero, si se le bajan las calificaciones a un país, se afecta a los otros que se parecen o tienen economías interdependientes. Le llaman “efecto dominó”

Lo que nadie ha explicado es que el crecimiento de un país necesariamente implica el descrecimiento de otro. Si el país X importa lo mismo que exporta, su crecimiento es 0 y por eso se le rebajara su puntuación, eso en el mejor de los casos que mantenga su balanza de comercio exterior equilibrada y para mi eso sería sumamente positivo.

Para un país crecer necesita vender más de lo que importa y eso significa que los otros países entran en déficit comercial y por tanto el dinero que utilizan se encarecerá hundiendo más sus economías que a la vez afectará por el efecto dominó a los demás.

¿Nadie ve la trampa? ¿Vamos a sacrificarnos todos en honor a Mercurio, dios de los comerciantes y también de los ladrones? ¿Para no tocar la diosa de la propiedad privada estamos dispuestos a suicidarnos?

Cuanto me gustaría conocer sus opiniones.

Ver también: ¿Hay esperanzas? "Si nadie reconoce los errores no habrá propósito de enmienda y la consecuente rectificación y sin ésta, pocas esperanzas pueden florecer. Dejan los errores vivos para que sean cometidos por otros para desgracia de muchos". http://victorcaamano.blogspot.com/2008/12/hay-esperanzas.html




 

lunes, agosto 29, 2011

Cobro en las Checkcards


Muchos bancos han notificado que implementarán un cambio sumamente importante, por ser un precedente nocivo para la salud económica de la sociedad y nadie parece advertirlo, como tampoco parecen necesitar ninguna aprobación y me refiero al cobro por el uso de los checkcards.

Cuando el sector financiero introdujo el uso generalizado de tarjetas de crédito y convertir el consumo en crédito para cobrar intereses y cuantos cargos se les antojara sobre él, era su dinero el que estaba en uso, ahora es nuestro dinero y eso implica un cambio radical en el sistema bancario que puede ser el comienzo de una carrera que nadie puede asegurar donde se detendrá.

Siempre los bancos pagaron intereses y servicios para poder manejar nuestro dinero de forma exclusiva y ese es el principio que se pretende cambiar. Este cambio implica que la propiedad de nuestro dinero estará sujeta a un “impuesto ilegal” y variable sin necesidad de aprobación. En la macro economía significa que extraerán miles de millones del mercado que ya no serán usados para el consumo, acción que perjudicará el comercio y la producción y significará más estrecheces para la población, agravando artificialmente la crisis actual en la que el sector financiero parece lucrar. Los salvamos con nuestro dinero y nos perjudican como agradecimiento.

Pienso que es necesario enfrentar ese cambio, preludio de abusos más graves y veo dos maneras para enfrentar dicha decisión:

1- Como la medida se implementará en Octubre tenemos tiempo suficiente para, ejerciendo nuestros derechos como mercado de consumo, comenzar a buscar mecanismos alternos para dejar de usar las famosas checkcards, estoy seguro que si se produce una baja significativa en su uso los bancos revisaran su codiciosa resolución. La humanidad se desarrolló comprando en efectivo y nos resultaría más barato y saludable volver a esa práctica.

2- Por otra parte, en el condado Miami-Dade existen 2.496.435 habitantes y estoy seguro que entre todos podemos comprar un banco local y convertirlo en una cooperativa en la cual nosotros estableceremos las prioridades y los servicios convenientes para nuestros intereses.

Si no reaccionamos a tiempo volveremos a ser perjudicados y creo que ya está bueno de abusos.

¿Cual de los bancos locales desea vender sus acciones al público?

Víctor Ml. Caamaño


Ver también:
Los Ejecutivos :Todas las corporaciones están repletas de analistas y ejecutivos que, bajo la misma presión de la recesión que está comenzando, tratan de garantizar sus “estilos de vida” aumentando los beneficios corporativos, aunque sus decisiones perjudiquen más la economía. Recuerden que la recesión existe por que demasiado dinero ha sido succionado hacia un sector donde el consumo ya no puede crecer, dejando el mayor sector social con necesidades pero sin posibilidades."   http://victorcaamano.blogspot.com/2008/06/mutantes.html





domingo, julio 18, 2010

Por qué se disparan los embargos de hipotecas

.

Escenario: una empresa desarrolla un proyecto con un préstamo parcial del banco X, el desarrollo le pertenece a la constructora que tratara de venderlo, cuando las unidades sean vendidas pasan a ser propiedad de los compradores sujetos a una hipoteca menor que el valor de su unidad. Así lo veo yo.

Generalmente se cree que los bancos prestan de los depósitos de sus clientes, pero no es completamente cierto, existe lo que se conoce como creación de dinero bancario, el sistema permite un nivel de creación de dinero para adecuar la masa monetaria al crecimiento físico del país y ese dinero debe ser respaldado con el valor del objeto financiado. Esa es una actividad vigilada por el gobierno para evitar las crisis por excesos o defectos, por lo menos así era antes de la desregulación. Los bancos emiten virtualmente una proporción de dinero para un proyecto y ese monto es respaldado por el valor de las unidades construidas y será amortizado por los compradores y hasta ahí todo bien. Cuando alguien, como excepción, no podía pagar su hipoteca, la unidad pasaba al control del banco que otorgó el préstamo, no como propiedad si no para adjudicarla a otro que si pudiera seguir amortizándola, que es lo mismo que darle valor real al dinero creado virtualmente, más el beneficio del banco por supuesto.

Cuando no es la excepción, como ahora y se convierte en un fenómeno socioeconómico, las unidades no deberían pasar a propiedad del banco, primero porque el banco no pagó nada por ellas de su propio bolsillo y por lo tanto es un bien basado en la confianza de la sociedad, recordemos que el préstamo inicial fue otorgado parcialmente con dinero no existente y que fruto de la fe en el sistema la sociedad lo aceptó en anticipo, recordemos que cuando todo ese dinero creado no pudo ser honrado por los compradores, seleccionados por los mismos bancos, éstos acudieron al gobierno para que con el dinero de la sociedad se garantizara y evitar así el colapso financiero total, recordemos también que esos bancos crearon y vendieron instrumentos financieros que incluían las hipotecas y que nadie sabe a ciencia cierta a quien o a quienes les pertenece el instrumento financiero que contiene determinada hipoteca, pero mientras, el primer banco trata de cobrar la deuda que probablemente hace mucho tiempo vendió, posesionándose de unas propiedades que nunca fueron suyas, es decir, gana con las ejecuciones, gana con la depreciación que originan ellos mismos cuando abandonan las propiedades ejecutadas y al final están adquiriendo sin pagar una buena parte del país, por eso los embargos seguirán disparados sin importar el nivel de ayuda que el gobierno les preste, la ayuda la tienen que devolver, las propiedades no.

Víctor Ml. Caamaño

Ver también: La crisis hipotecaria : Las leyes naturales funcionan de forma prodigiosa, no necesitan jueces, ni testigos, ni juicios, las sanciones están incluidas en la misma ley; intente violar la ley de la gravedad y vera su correctivo de inmediato, lo mismo sucede con la ley de causa y efecto, del equilibrio en los procesos, etc.

¿Que piensa Ud.?

lunes, marzo 08, 2010

¿Cuál es el plan B?

Ya han quebrado muchas grandes corporaciones como ENRON, aerolíneas, automotrices, bancos, financieras, ciudades, condados, Estados y ahora amenaza el Jackson, único hospital para la población de bajos recursos de Miami-Dade, el alcalde condal quería aplicarle su estilo administrativo para estabilizarlo ¿podría imaginarse?

Uno de los denominadores comunes que subyace en todas las quiebras es: administraciones demasiado derrochadoras, demasiado onerosas para las operaciones que mal dirigen, demasiado caras. Esta siendo cada vez más obvio, que la economía planetaria no produce lo suficiente para sostener el nivel de ostentación de los ejecutivos sin romper los equilibrios necesarios para que el sistema pueda funcionar.

Este problema debe ser planteado y discutido, para tratar de regular la práctica que ha perjudicado a toda la sociedad y si esta idea le huele a socialismo sin ser usted de los que cuestan millones al año, entonce eso sería la mejor prueba de que pasamos ya el punto de no retorno, por que usted tampoco tratara de convencer a los ejecutivos de ser buenos chicos y que amen a su prójimo. Debe considerarse también que la Suprema Corte aprobó que los lobbystas queden totalmente desregulados y puedan trabajar a toda su capacidad para conservar y profundizar el actual estado de cosas.

El problema debe ser identificado y no solo sus síntomas (crisis), o no habrá corrección posible. Alguien debe decir “nos equivocamos” para comenzar a rectificar la causa que originó la crisis, porque la causa verdadera es moral. Se procedió sistemáticamente a desvalorizar al ser humano y abolir los valores de la civilización, sobrevalorizando las imágenes creadas y basadas solo en la ostentación y todos caímos en la trampa, el banquero con uno de los yates más grande del mundo y yo con un vehículo o una residencia que tampoco debí comprar porque la motivación no fue de uso y necesidad, como mandaría la razón, sino un intento de crear una imagen, lo mismo que el banquero pero a mi nivel. La gran diferencia reside en que el banquero se las arregla para que yo pague por su yate al descontarlo de impuestos, pero yo no puedo hacer lo mismo y eso debería ser suficiente para convencernos de que esta moda no nos conviene.

De no ser posible rectificar, ¿cual es el plan B?

¿Qué opina usted?

viernes, abril 03, 2009

Claves para FPL

Publicado en:

Aplaudo la carta del Sr. Tim Fitzpatrick (3 de Abril 2009 en El Nuevo Herald) como una apertura de FPL a la comunidad y eso es muy positivo. Si nos sinceramos y nos escuchamos podremos llegar a fórmulas beneficiosas para todos basadas en razones aceptables.

El que las cuentas se encuentren “entre las más bajas”, según su primer y segundo factor clave, debería ser un motivo de orgullo corporativo, de éxito técnico y servir para promover la eficiencia en las demás empresas, no para justificar igualar a FPL con las ineficientes. La eficiencia es el motor del progreso sustentable.

En su consideración final nos satisface plenamente la motivación de FPL para ayudar en la conservación del planeta en el que vivimos nosotros y ustedes, aplaudimos todo intento de inversión en energía limpia, pero, aquí aparecen dos desacuerdos:
  • la conciencia de tiempos difíciles de FPL no la compartimos, para nosotros no son difíciles, son trágicos y sino se cambia la dirección, fatídicos;
  • el otro desacuerdo significativo es el referente a la inversión. Invertir o capitalizar es un acto voluntario mediante el cual se compra propiedad de “algo” con posibilidades de devolver beneficios y éste no es le caso: nos quieren obligar a capitalizar una empresa que no nos pertenece, sin obtener ninguna propiedad y con una clara trayectoria de cargarles a sus clientes gastos y costos que no le corresponden, como es el caso de perdidas por huracanes.

Este país floreció compitiendo hacia abajo en los precios, no hacia arriba y es precisamente esa idea, cultura o moda lo que a mi juicio creó la actual situación: la exagerada extracción de dinero desde el mercado hacia la estructura administrativa, tanto política como corporativa, rompió el equilibrio natural del mercado y debe ser restaurado mediante el sacrificio de los que todavía tienen capacidad de sacrificar algo.

No puedo garantizar que si yo estuviera en su posición, Mr. Fitzpatrick, tuviera una visión diferente a la suya, pero también estaría equivocado. Mantener el actual nivel de vida de los ejecutivos sosteniendo los beneficios corporativos, agrava la crisis que ya está generando hechos de violencia y que pudieran generalizarse hasta producir un caos social, eso debería preocupar a FPL ya que no preocupa a nuestras autoridades.

Me parece ridículo que sea yo y no ustedes, quien abogue por sanar el sistema que los privilegia y protege a ustedes sobre todas las cosas. Esa debería ser una tarea prioritaria de todas las corporaciones y no intentar agudizar el problema aumentando precios, cancelando y exportando posiciones de trabajo.

Mr. Fitzpatrick, la cultura de los ejecutivos que sustituyó a la de los empresarios, innovadores, trabajadores incansables y austeros siendo ricos, ha demostrado que no funciona y se debe desmontar inteligente y gradualmente, sin esperar la reacción natural de un pueblo al que se le está acorralando en la necesidad.

Víctor Ml. Caamaño

jueves, enero 22, 2009

¿Qué no pueden entender?

Publicado en:
Calle Ocho

Todos sabemos, unos más y otros menos, que nos encontramos a la entrada de una crisis que tiene potencialidad para destruir esta gran nación (pie forzado) y toda nuestra civilización. Pocos entienden que el origen material de esta crisis es el uso de gran parte de los recursos de la sociedad en derroches, banalidades y lujos que la economía no podía sufragar. Muchos no comprenden que el sector ejecutivo absorbió más recursos de lo saludable para ostentar, dejando al mercado sin dinero para comprar, rompieron el equilibrio del mercado. Los políticos, cuando están en los gobiernos, se consideran del sector ejecutivo.

Nuestras autoridades locales y estatales parecen no entender, que la razón de la crisis es que el pueblo no tiene dinero para comprar y que la solución más efectiva es incentivar el comercio poniendo dinero en las manos de la población. No entienden que ya el gobierno federal saliente al igual que el entrante lo comprendieron y que, cualquier acción destinada a sacar del mercado más dinero, es mucho más que un error, es una traición a esta gran nación, a los esfuerzos del gobierno federal y al bienestar de la población que depositó confianza en su dirección, por lo tanto, sea vía multas, peajes, impuestos a los vicios o cualquier idea genial, es contraproducente.

Nuestras autoridades tampoco entienden, que los niveles de salarios que se adjudicaron ellos mismos, durante el tripeo alucinante de los yuppies convertidos en ejecutivos, no es sostenible, y que tendrán que reducir sus estipendios hasta situarlos en relación directa con el promedio de sus gobernados y en proporción respetuosa al salario del Presidente de la nación.

Pero, como ya es sabido que el bienestar de la población no es ni motivo ni razón para nuestros políticos cuando están en el gobierno, y que ellos para mantener sus niveles de vida están dispuestos a sacrificar hasta la educación de nuestros niños y con ellos el futuro de esta gran nación, debemos apelar al sector privado y aspirando a que en nombre de la subsistencia de sus empresas, inicien un gran cabildeo que “convenza” a nuestras autoridades a realizar el sacrificio “patriótico” de reducir sus salarios, gastos de representaciones y estilos de vida.

Nadie permanecerá intocable por la crisis, pero los niños, enfermos y ancianos deben ser los últimos en ser sacrificados, no los primeros, eso es lo moralmente correcto.


Víctor Ml. Caamaño

jueves, octubre 16, 2008

La crisis de la administración

Publicado en:
Calle Ocho

En el siglo pasado florecieron las empresas constituidas mediante la venta pública de acciones, fue la manera de captar capital directamente desde la población. Las empresas dejaron de ser familiares y por tanto hubo que seleccionar un reducido grupo de accionistas para constituir la dirección corporativa, así nacieron los consejos de administración (CEOs en inglés). Esos selectos socios asumían la representación de todo el universo de accionistas y sus intereses. Así debió ser.

Los consejos administrativos terminaron contraponiendo sus intereses personales a los intereses de los inversionistas y por supuesto, ellos tenían el poder, eran jueces y partes a la vez. Conocí consejos administrativos donde decidían cuanto debían ganar los verdaderos dueños de la empresa, el resto se repartía como bonificaciones para los miembros y algunos allegados, todo previo a la asamblea general anual. Los consejos, aunque legales, se volvieron ilegítimos al negar la intención básica que instituyo sus funciones, lo mismo ha pasado con los diferentes gobiernos, asociaciones de condominios, etc., todos los organismos de dirección han abandonado a quienes debían representar y esto es un problema a solucionar.

Es ese mecanismo que permite el asalto a las corporaciones por los consejos de administración, corregir esa situación es muy difícil por tratarse de empresas privadas, pero sería muy positivo la creación de un índice que refleje una relación entre los beneficios pagados al capital y los gastos y bonificaciones de sus administradores, estoy seguro que para atraer nuevos inversionistas ese índice se racionalizaría enormemente, lo demás es trabajo para los accionistas quienes necesitan poder controlar las bonificaciones y privilegios de sus Consejos Administrativos.

Algo que también debía ser revisado es que, para fines de impuestos, la compra de un avión de lujo es aceptado igual que el gasto en la compra de otro camión de trabajo, pero los lujos no son necesarios para la producción y por lo tanto, deberían considerarse como parte del beneficio y no de los gastos, como hasta ahora se han considerados.

Estos elementos han comenzado a erosionar la confianza de los inversionistas y deseo que conste que los inversionistas son los únicos en el mercado para los que la confianza es un valor funcional, en el resto del mercado solo existe la falta de dinero para gastar, nunca la falta de confianza, respetémonos por favor.

Víctor Ml. Caamaño

Tu opinión es importante

domingo, septiembre 28, 2008

El rescate financiero

Publicado en:
Calle Ocho


Recuerdo que cuando el jubileo 2000, el Papa propuso la condonación de la inmoral deuda externa que agobia al tercer mundo y yo, a nombre de ¡Basta Ya!, organización contra la corrupción que tuve el honor de presidir, escribí una carta pública al Papa agradeciendo su bondadoso gesto pero, la condonación de la deuda solo significaba abrirles el crédito de nuevo a los mismos ladrones, repetirse la historia y grité: NO A LA CONDONACION.

Hoy el pedido de 700 mil millones para el rescate de las instituciones financieras, grandes responsables de la depresión que estamos apenas empezando, me recuerda la misma sensación. Se está hipotecando el país norteamericano para legalizar el despilfarro, la mala fe, la corrupción y de paso, condonarles los pecados a los responsables de los hechos, confirmarlos en sus posiciones y en sus condiciones de ser merecedores del sacrificio del planeta para que ellos vivan como los reyes que no son.

Es vital que tomemos conciencia de que el origen de esta depresión se encuentra en lo moral, en nuestras conductas y los contra valores que hemos asumido, que la crisis económica es el efecto de una amoralidad generalizada que ha desregulado todo, desde el amor hasta la política, todo se puede hacer para ganar dinero y si no se corrige esa causa la crisis no podrá ser desactivada.

Decía un analista en el diario El País, que el sector financiero norteamericano estaba tratando de cambiar una deuda privada incobrable, por una deuda pública que deberá pagar todo el mundo, es decir, socializaban la deuda mala que ellos habían creado y eso a mi juicio no muestra el menor asomo de toma de conciencia sobre el error cometido, al contario, es otro movimiento más de su estrategia de ganar siempre, como quiera y a pesar de cualquiera.

La estructura moral que condujo a esta crisis debe ser desmontada por la población porque los políticos no son rescatables en su mayoría y para hacer posible la corrección se debe suspender el juego contra el espejo de las ideologías, cada una acusa a la otra y ambas son el reflejo derecho e izquierdo de los privilegios y derroches de su clase gobernante. Para corregir el rumbo, que desde mucho tiempo hace crisis en todos los estratos sociales, debemos actuar en función del bien de todos y las ideologías evitan esa acción a través del miedo y el odio al contrario.

La sociedad está inmovilizada y obnubilada por las ideologías y solo superando esta ciega condición podremos ver la realidad y la solución.

El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante.

Víctor Ml. Caamaño


Su opinión es importante

lunes, septiembre 22, 2008

Moralejas de la crisis

.
La primera enseñanza que salta a la vista es que la economía es una disciplina no exacta y aún en desarrollo y por tanto ningún economista es el oráculo de Delfos para diseñar el futuro. La economía ha tomado notoriedad elaborando explicaciones de lo sucedido en pasado, de ahí los economistas se convirtieron en los nuevos dioses del Olimpo científico y se atribuyeron la tarea de planear por ellos mismos el futuro de la especie.

Ocuparon los organismos internacionales y desde ahí impusieron un nuevo orden internacional, sin consultar los pueblos del mundo como exigía la razón. Hace mucho estamos constatando los resultados catastróficos de sus imposiciones, claro, contaron con la aprobación de los poderosos por que a ellos les beneficiaba. Ahora padecemos los efectos de las decisiones que se aplicaron para imponer el nuevo sistema, tan pretenciosamente como los que quisieron crear el sistema comunista, para diseñar un futuro tan lejano que no les pertenecía, ambos despreciaron las leyes naturales y los tiempos desconocidos de la evolución.

La desregulación del mercado, que plantean como nueva panacea los llamados neoliberales, es la vuelta al pasado previo a la era Kenynesiana que produjo la terrible depresión del 30 y que hoy nos amenaza nuevamente por iguales razones. Despreciaron la experiencia adquirida y los conservadores, en vez de conservar lo logrado, por avaricia se convirtieron en agentes de cambio, hoy cosechamos los resultados.

Pero como los economistas no tienen seguros de mala práctica y tampoco han sido electos por ningún pueblo, las perdidas la tendrán que absorber los que menos tienen, los que no se beneficiaron en la danza de los millones y volveremos a oír algún Joseph Stiglitz decir: “El FMI (los economistas del) cometió errores fatales en sus recomendaciones (léase imposiciones) para Argentina” y bastará con eso, mientras naciones enteras se van a la quiebra, ahora le tocó a EUA.

Es necesario que el neoliberalismo sea juzgado por sus resultados, no por el tinte ideológico con que se exhibió y por el que hoy mantiene un apoyo ciego de parte de los que piensan que la ideología es más importante que la nación y su propio bienestar.

Víctor Ml. Caamaño
Ver:
Su opinión es importante

martes, septiembre 16, 2008

Quiebras bancarias

Publicado por:
Calle Ocho

La quiebra y posible liquidación de Lehman Brothers y la apresurada venta de Merrill Lynch & Co., nos indican que la economía aún no ha tocado fondo, los efectos de estos dos hechos certifican un necesario desarrollo. Como seres inteligentes deberíamos, además de tratar de resolverla, intentar entender sus orígenes desde la perspectiva de la experiencia, desde la óptica de las leyes naturales para evitar su repetición.

Cuando una empresa se viene abajo, generalmente se debe a una de las siguientes razones: - reducción de la demanda, - operación demasiado costosa, - política administrativa equivocada.

En las corporaciones modernas el gasto administrativo ha crecido fuera de una sana proporción: los yates, aviones y residencias corporativas, son dignas de sultanes de un país entero y a eso se le deben sumar las bonificaciones y dividendos a pagar. Esas administraciones pesan demasiado para la economía de un planeta en nuestra situación. Para sostener ese nivel de gastos y beneficios, se han visto forzadas a succionar demasiados recursos desde el mercado y no siempre honestamente, desequilibrando así la demanda frente a la oferta, pero además, exilaron grandes fábricas hacia la mano de obra “barata”, lo que también ha reducido la demanda. Para completar el cuadro, en los niveles de direcciones corporativas comenzaron a premiar las posiciones al margen de los resultados obtenidos. Cualquiera de esos elementos son suficientes para derribar una empresa.

Otro elemento macroeconómico a considerar es que: una sociedad donde los deportistas, los banqueros y los políticos son los más beneficiados, es una sociedad que tiene que flaquear, los deportistas, prestamistas y los políticos ganan mucho, pero no producen nada concreto y eso es también mucho peso para la economía. La naturaleza nos ha enseñado que cuando se rompen los equilibrios las catástrofes aparecen.

Víctor Ml. Caamaño
Su opinión es muy importante

jueves, septiembre 11, 2008

¿Que piensan hacer?

.


Ahora todos hablan de la economía pero nadie ha explicado el problema que se debe enfrentar. Descompongamos la actual crisis y tomemos su punto central: el déficit. Existe un déficit comercial y presupuestario único en la historia y ese monstruoso déficit está siendo cubierto mediante creación monetaria a través del crédito internacional con la venta de bonos del tesoro y la propia venta del país, el Rockefeller Center es solo la insignia.

La creación monetaria coloca muchos dólares en el mercado y la abundancia de cualquier cosa le baja su valor, cuando se trata de dinero se llama inflación porque hay que pagar más dinero para lograr el valor anterior, de modo que no es conveniente seguir emitiendo dinero inorgánico porque aumenta los precios de todo incluyendo el petróleo. La continua creación de moneda dispara la inflación que llevará a los productores del crudo a cambiar de moneda en sus ventas para estabilizar sus beneficios, ya se ha hablado al respecto, lo que sería mortal para la economía norteamericana y mundial, cuando el dólar no pueda comprar gasolina todos los miles de millones acumulados terminarán no sirviendo para nada y eso sería una hecatombe que arrastraría a todos los países que respaldan sus monedas con dólares.

La gravedad del problema y su difícil solución es que, no se puede continuar la actual práctica y si se ajustaran los gastos al nivel de las entradas la reducción de la demanda llevaría a la parálisis la producción mundial, a una funesta depresión y esto es lo que los candidatos o sus equipos deberían explicar, ¿Qué piensan hacer?

Pero lo extremadamente grave es que nadie le exija al candidato propio, no al contrario, una propuesta concreta como remedio a esta situación, la falta de esa exigencia implica que lo importante no es solucionar el problema concreto que nos amenaza, no, lo que realmente les importa es que no gane el contrario y eso conduce directamente al precipicio.

Víctor Ml. Caamaño
Su opinión es importante

lunes, julio 21, 2008

¿Aseguradoras o prestamistas?

Publicado por:

Otra vez una aseguradora solicita un aumento astronómico en el precio de sus pólizas, luego tranzarán por un menor aumento que era el deseado y así pasa suave disfrazando el sabor de abuso en su solicitud. No somos tan imbéciles. Quisiera preguntar a quien pueda informarme, ¿Ante que tribunal, instancia o magistratura, debemos apelar para demostrar que las aseguradoras no están ejerciendo el seguro y por tanto sus licencias deben ser canceladas?

El seguro fue diseñado para repartir las pérdidas en todo el universo y por ese servicio las aseguradoras cobraban una comisión para sus gastos y beneficios. El grueso de la prima era la reserva para pagar calamidades y si después de caducado el período de cobertura sobraba de ese dinero, las empresas podían asumirlos como ganancia; en el caso de que la calamidad sobrepasara lo estimado, se aumentarían todas las primas para cubrir la indemnización, la comisión de las aseguradoras siempre estuvo fuera de riesgo y por tanto nunca podían tener pérdidas, así era EL SEGURO.

Al desregular el mercado las empresas aseguradoras se adueñaron de la totalidad de la prima y se transformaron en una especie de financieras a futuro, donde cobran capital e interés por un préstamo probable y cuando el posible préstamo resulta ser muy alto, declaran quiebra y se estafó a todos los asegurados con la complicidad de las leyes.

Pero eso no es todo, contrario al espíritu y esencia del seguro que debe ser universalizado disminuyendo así el aporte individual en las calamidades, para poder crear más cortes corporativas fraccionaron las empresas nacionales en estatales y por tanto el costo de la tragedia la pagan precisamente los que la sufren. Eso no es el seguro ni su finalidad.

La solución a este abuso se encuentra atrapada en la discusión ideológica de si hay que regular el mercado o el mercado se regula solo. Como empresario que fui debo reconocer que muchas de las regulaciones que imponen los políticos perjudican el mercado, lo maniatan y le reducen espacio para crecer, pero la desregulación trae abusos y desequilibrios que perjudican seriamente a la sociedad generando crisis como la actual. Podríamos gastar el resto del siglo discutiendo las dos posiciones, en vez de sentarnos a buscar una solución nueva que proteja el beneficio razonable que incentiva la economía, pero evitando aniquilar a la población para la que fueron creados todos los servicios y bienes.

Es preciso volver a establecer prioridades reconociendo que todas las actividades, objetos y riquezas, deben existir para beneficio del ser humano, que el ser humano no es desechable en función de los intereses porque destruimos la colmena y fuera de la colmena no existe vida aun que seas multimillonario.

Todos o ninguno.

Víctor Ml. Caamaño
PD. ver Seguros en el indice temático

domingo, julio 13, 2008

Origen y elementos de la crisis

.


Introducción

Vietnam, una guerra sin la necesaria justificación para ser ganada, pero sí para generar fabulosos beneficios, causó reacciones trascendentales en la nación norteamericana: una fractura generacional para rechazar la conscripción obligatoria hacia una muerte potencial. La juventud se apartó del sistema y rompió el ordenamiento y las costumbres establecidas, nació el hippie quien hizo de la pobreza una moda bonita, pero contraria al consumo y al beneficio de las empresas. Como los hippies eran los hijos de policías, generales, empresarios y de toda la nación, no podían ser reprimidos con violencia y el sistema trató de contrarrestar sus andrajos manipulando la conducta social y creando el yuppie, ejecutivo exquisitamente vestido y con la apariencia de triunfador glamoroso, lo opuesto. 

A mi me llegó el mensaje siendo ejecutivo en una compañía representante de empresas norteamericanas: “nadie apuesta a un perdedor, para ganar debes aparentar que ya ganaste” y destruyeron así el ahorro, iniciaron la carrera de las imágenes falsas y promovieron el crédito como soporte del “estilo de vida” que la imagen exitosa debía publicar, endeudaron la población y elevaron la mentira a nivel de táctica aceptable. 

La búsqueda de ingresos a cualquier precio se hizo norma, fortaleciendo la delincuencia y el engaño en todos los planos, la burbuja de las Punto.com y la crisis inmobiliaria son pruebas recientes de lo afirmado. 


Las entidades financieras crecieron al vivirse en base al crédito y muchas industrias, buscando optimizar beneficios para la suntuosidad de sus cortes corporativas, emigraron al exterior donde se podía explotar la mano de obra, convirtiendo a EUA de exportador en importador y creando el más monumental déficit comercial del mundo.

Los yuppies constituyeron una nueva clase: los ejecutivos, quienes golpean fuertemente la economía al perjudicar tanto a los verdaderos inversionistas como a los clientes para ellos aumentar sus salarios y beneficios; la competencia, origen de la producción eficiente y de bajo costo, es sustituida por el alza de los precios hasta donde el mercado pueda soportar y los políticos, que desean parecerse a los primeros, elevaron también sus salarios, beneficios y retiros, comenzando a desmontar servicios públicos y a traspasar los costos de otros a los ciudadanos que ya pagaban impuestos por ellos, ejemplo: cuando se decide que el servicio postal e inmigración se autofinancien, lo que se hace es duplicar los impuestos ilegalmente ya que se siguen cobrando los que originalmente soportaban esos servicios y eso también reduce la capacidad de consumo.

Y como si todo este desatino fuera poco, el actual gobierno, con previa planeación de la guerra de Irak, se permite el lujo de vaciar sus arcas al devolver los impuestos cobrados a un sector donde ya el consumo no puede crecer y creando, adicionalmente al déficit comercial, el mas gigantesco déficit presupuestario de todos los tiempos, deficit que es solventado por una desordenada creación de dinero que aumenta la presión inflacionaria. 


El incremento del petróleo, resultado de la especulación y un irresponsable consumo, catalizado por la manipulada tendencia a parecer todos exitosos, se trata de minimizar con los biocombustibles que crean una nueva y explosiva crisis, la multiplicación exponencial del hambre que ya desolaba buena parte de la población mundial y que amenaza con desatar un violento desorden global.

Las crisis y las enfermedades no surgen en un día ni la provocan hechos aislados, se van gestando en el tiempo mientras el organismo se debilita por desequilibrios que anulan sus defensas sistémicas, y esto es válido para organismos vivos o sociales. Si el cerebro considerándose el órgano central absorbiera la mayor cantidad de oxigeno y nutrientes, las otras partes del cuerpo terminarían enfermando y arrastrarían al cerebro mismo a una muerte segura ya que no puede vivir sin el cuerpo, igual sucede con el desequilibrio causado cuando un sector social se apropia de la mayoría de los recursos existentes, la sociedad enferma y hace crisis. Equilibrio es el único estado saludable en el universo, fuera de él solo existe tragedia y caos.

Elementos

Se abandonó el patrón oro y la creación de dinero fue desquiciante, todos comenzaron a hablar de miles de millones, mucho más millones que habitantes en el planeta, muchos más de lo que vale todo nuestro maltrecho planeta y la ley natural de oferta y demanda le bajó el valor a lo que comenzaba a abundar y en consecuencia, al bajar el valor de la moneda comenzó a subir el precio del petróleo.


  • Grandes desequilibrios e inestabilidad global
  • Una población incrédula ante la mentira generalizada tanto oficial como privada y además, enceguecida por posiciones ideológicas emocionalmente sustentadas que hacen que muchos no crean ni en el desastre climático, ni en la magnitud de la actual crisis y todo intento para provocar una corrección, es visto como la forma de alguien mostrar otra imagen exitosa. Palabrerías
  • Inflación y recesión juntas (crisis periódicas) y por tanto, una no controla la otra y a esto le sumamos que los activos que soportaban los pasivos han perdido valor (deflación).
  • El sector profesional ha abrazado el pragmatismo como método y por tanto han deshumanizado las profesiones. Los economistas por ejemplo, sin el menor sentimiento de culpa, pueden llevar a la quiebra a cualquier nación, como pasó con Argentina, abusando del poder de los organismos internacionales. Lo mismo sucede con los publicistas, médicos, etc. Cualquier cosa que produzca crecimiento económico es aceptable y eso acrecienta el desequilibrio.
  • Los servidores públicos quienes han perdido la sensibilidad, la ética y la lealtad a la población y en su afán de mantener sus “estilos de vida”, se niegan a aceptar la tragedia financiera que asoma e impiden una real estrategia de crisis, y aun cuando el gobierno federal finalmente entiende que la falta de dinero es la causa de la recesión y vuelca hacia la población casi dos mil millones, los gobiernos locales tratan de recogerlos para ellos: la creación desordenada de puestos de peajes en la Florida es una forma. No hay una posición coherente, los gobiernos agudizan la crisis.
  • La poca ayuda puesta en marcha se realiza mediante creación de dinero que potencializa la inflación y por tanto la recesión.

Hemos llegado a una situación en que los parches y correctivos son inoperantes y es necesario que todos nos aboquemos a la búsqueda de nuevas soluciones, que incluyan toda la especie humana o no habrá solución. Soluciones que necesariamente deberán contener un cambio en el estilo de vida del desordenado derroche actual, porque la economía planetaria no lo puede pagar.


Dos posibilidades


El déficit comercial significa que gastamos más de lo que ganamos, pero si se equilibrara el gasto con las entradas, la caída de la demanda paralizaría la producción mundial y si, por otra parte, seguimos sosteniendo el consumo con la creación monetaria, el dólar seguirá en devaluación y los petroleros cambiaran de divisas en sus transacciones, cuando el dólar no pueda comprar gasolina, todos los miles de millones acumulados no servirán para nada.

domingo, junio 29, 2008

Los ejecutivos

Publicado en:
Calle Ocho

En abril los brasileños anunciaron que se convertirían en la Arabia Saudita de América por la inmensa cantidad de petróleo descubierta en su lecho marino. Comprensible conmoción ante tan deslumbrante hallazgo, pero no solamente ellos se emocionaron, en New York Roger Read, un analista y director ejecutivo del banco neoyorquino de inversiones Natixis Bleichroeder Inc., declaró que: “Esto daría un mentís a algunos de los pronunciamientos de que nos quedamos sin petróleo, que no vamos a encontrar más y que tendremos que cambiar nuestro estilo de vida".

Preocupante declaración de un docto analista quien valora el descubrimiento porque no tendremos que cambiar “nuestro” estilo de vida. Ese es un “estilo de vida” donde el caballo vale por la silla de montar que lleva encima y no está compuesto por humanos, sino por ejecutivos, una nueva especie resultado del encaste entre la imagen, el sexo y el dinero y que perdió la sensibilidad y pertenencia a la especie. Lo trágico de esa mutación es que siguen pareciéndose físicamente a nosotros, pero no responden a nuestros intereses. Cuando ellos hablan de “nuestro estilo de vida” es muy ajeno al de los que hoy pierden sus casas y sus trabajos o de los que ganan por horas, ese “nuestro” es engañosamente envolvente.

Interpreto que confunden estilo de vida con posición económica, refiriéndose al derroche de energía y recursos que usan en la competencia para mostrar quien es más o menos exitoso y se mide por los metros de las limosinas que usan, por lo caro de su silla de montar y no por su calidad como persona. Entusiasmo parecido es que percibo cuando se habla de buscar el petróleo en las costas floridanas y la reserva natural de Alaska. Si ya estuvieran en producción esos posibles pozos petroleros ¿creen ustedes que el petróleo sería más barato? ¿Cuál corporación, pudiendo vender a 180 el barril, bajaría sus precios y con ellos sus beneficios en la era del crecimiento económico no regulado? ¿Conoce usted alguna?

Todas las corporaciones están repletas de analistas y ejecutivos que, bajo la misma presión de la recesión que está comenzando, tratan de garantizar sus “estilos de vida” aumentando los beneficios corporativos, aunque sus decisiones perjudiquen más la economía. Recuerden que la recesión existe por que demasiado dinero ha sido succionado hacia un sector donde el consumo ya no puede crecer, dejando el mayor sector social con necesidades pero sin posibilidades.

Por ejemplo: yo puedo imaginar que algún colega de Mr. Read propuso en la FPL cobrarle a los clientes los daños causados por los huracanes, aunque no fuéramos responsables de ellos, aunque tampoco tuviéramos licencia de aseguradoras para pagar por la calamidad y que además fuimos victimas de los mismos desastres, eso reduce la capacidad monetaria para consumir. Otro colega, imagino, ofreció la genial idea de capitalizarse para construir dos plantas nucleares con el aumento de tarifas a los clientes, sin venderles acciones, en fin, los resultados son los que cuentan y si ellos confunden “estilos de vida” con posición financiera, también pueden creer que a ellos la crisis no les afectará al aumentar los beneficios que precisamente agudizan la crisis.

No veo el mínimo asomo de comprensión de que el derroche de recursos y energía es insostenible, aparezca o no más petróleo. La economía planetaria no soporta el estilo de vida tantos reyes, virreyes, procónsules, ejecutivos y asesores con salarios millonarios. Un reino por país se hizo incosteable y ahora tenemos tantas cortes como corporaciones existen. Parece que las mentes de esos analistas tampoco entienden, que en una atmósfera limitada no se puede seguir arrojando millones de toneladas diarias de basura gaseosa, porque tiene que terminar saturándose y volviéndose irrespirable. ¿Es tan difícil?

Me parece que ese “estilo de vida” no favorece la civilización, pero como dice el refrán: no hay mal que por bien no venga y quizás esta alarmante subida del petróleo, cure la adicción descontrolada a su consumo, aunque tengamos que convulsionar, por la razón o por la fuerza.

Víctor Ml. Caamaño

domingo, junio 08, 2008

Porqué no se resuelve la crisis

Publicado en:

En correo de junio 6 mi amiga Martha Pardiño se pregunta ¿Por qué no se ha resuelto la crisis? y voy a tratar de compartir con ella la respuesta que había encontrado para mí.

La adicción a las drogas se cura dejando que al adicto fume hasta que se canse, al alcohólico hay que dejarlo beber hasta que se sature y también al abusador sexual, hay que darles total libertad de acción que ellos se curaran solos. A pesar de lo equivocada que parezca la solución anterior, fue eso lo que nos impusieron para el tratamiento de la codicia (adicción al dinero), déjenla que se adueñe de todo el dinero que quiera, que aumente todos los precios de productos y servicios, que ya se cansará y derramará algo hacia abajo, el mercado se equilibrará solo.

Una situación similar provocó la Gran Depresión del siglo pasado y fue como profilaxis para superar esa profunda crisis y evitar su repetición, que se establecieron las regulaciones, hasta que un grupo, sin consultas o explicaciones, impuso un supuestamente nuevo orden económico el cual era prácticamente un regreso a las condiciones del pasado que, con la estrechez mental generada por la codicia y la soberbia, aparentemente los beneficiaba a ellos mismos. El gobierno dejó de ser un ente regulador imparcial entre las fuerzas dinámicas de la sociedad, para privilegiar a un sector sobre otro y ahí radica el desequilibrio que provoca las crisis

La principal regla en ese supuesto nuevo orden es eliminar las regulaciones al mercado, identificándolo solo con el proveedor y su única meta es el crecimiento económico, crecimiento que no significa bienestar ni siquiera para los beneficiados ya que ellos tienen más de lo que pudiera ser comprado, pero por eso no se pueden regular los seguros, ni las instituciones financieras, ni a las factorías del cuidado de la salud y sus suplidores, ni el consumo de energía y su contaminación, ni nada que no sea a la población, esas regulaciones sí son inamovibles.

Las opciones son pocas: - endosarle esta explicación a una visión ideológica y rechazarla de plano y sin análisis, - guardar silencio para no ser estigmatizados mientras tratamos de sobrevivir, o - tratar de crear conciencia de que yo no voté por ese nuevo orden y por tanto no es legítimo. Como corolario debemos comprender que cada vez que se impone una teoría económica se desequilibra el orden natural de la evolución social, llámese comunismo, fascismo, nacional socialismo o neoliberalismo.

Ojala no lleguemos a Martes antes de tener conciencia de especie o solo llevaremos conflictos y destrucción a un nuevo y hasta ahora apacible planeta.

Sea usted el jurado.

Víctor Ml. Caamaño
Ver también:

domingo, febrero 10, 2008

¿Es el Neo-Liberalismo una ficción?

Publicado por:
Calle Ocho

Primero una protesta: sin importar si está usted a favor o no debemos reconocer que nunca fuimos consultados para modificar la estructura económica mundial, ni siquiera se nos explicó el porqué para obtener nuestra opinión y ese solo hecho hace el cambio ilegitimo dentro de un orden democrático. Ha sido una imposición económica similar a la de los marxistas pero al revés y sin una firma responsable, a nadie se le puede reclamar por los daños ocasionados, pero sí existen grandes beneficiados con esa manipulación artera.

En el pasado cuando se reconoció que la Libertad era intrínseca al ser humano y no un permiso que magnánimamente se le otorgaba, la sociedad se movió desde el absolutismo monárquico - feudal a los ensayos de organización libre y en el área productiva sucedió lo mismo, a ese sistema se le llamó Liberalismo, por tener la libertad como fundamento, y en su plano económico Capitalismo.

Este sistema se rige por una ley natural: la ley de oferta y demanda. Cuando la caza es abundante las fieras no pelean entre si por una presa; traducido a nuestro lenguaje, cuando existe una gran oferta, los precios bajan, cuando la oferta es escasa, los precios suben, si no hay demanda los precios bajan, etc. Esa regulación natural era suficiente para que el mercado subsistiera y creciera, cualquier intervención externa solo alteraba su normal desarrollo, razonamiento válido dentro de ciertas condiciones y parámetros.

El sistema inmunológico del ser humano es perfecto y suficiente para resguardarnos de las enfermedades, siempre y cuando nos mantengamos dentro de los parámetros de una vida natural y sin excesos, de igual manera la auto regulación de la oferta y la demanda debería ser mas que suficiente para ordenar el mercado, pero sin excesos ni abusos. La gran recesión de los años 30 demostró que por iguales motivos que nuestras defensas necesitan del reforzamiento de las medicinas, el mercado necesitaba regulaciones para evitar la repetición de la traumática experiencia de la Gran Recesión y el economista John Maynard Keynes propuso ciertas reglas y controles para minimizar las crisis originadas por la caída del consumo. Las caídas del consumo son provocadas cuando la avaricia de los menos estrangulan las posibilidades de vivir de los más que son el mercado consumidor.

Si no es posible hablar de una neo libertad, porque se es o no se es libre y no hay más opciones, tampoco es posible hablar de un Neo-liberalismo y por lo tanto éste solo existe como nombre, como ficción. La desregulación del mercado, que plantean como nueva panacea los llamados neoliberales, es la vuelta al pasado previo a la era Kenynesiana que produjo la terrible recesión que hoy nos amenaza nuevamente.

¿A quien podemos reclamarle? ¿A las universidades de Yale o Harvard por sus juegos y competencias teóricas? ¿A quienes manipularon la sociedad mundial para imponerlo en nombre de otra falacia: la globalización? El ser humano y todas las criaturas siempre fueron globales, las fronteras rígidas se generalizaron en el siglo XX.

Todo ha sido, a mi juicio, otra gran manipulación para romper el orden natural motivada por la codicia y esa manipulación es la causa de los efectos que comenzamos a sentir por haber desprotegido y despreciado a la manada.
Ver: Vientos Oscuros sobre EUA

Víctor Ml. Caamaño

domingo, enero 20, 2008

La economía según los otros

Publicado por
El Abogado
Existen tres perspectivas para observar el movimiento de la economía: la “científica” y deshumanizada de los economistas, quienes están profundamente convencidos de que la realidad terminará acomodándose a sus teorías; la de los políticos quienes obnubilados por sus ideologías e intereses partidarios solo ven lo que desean ver, y la de los otros que la padecemos.

El presidente de la Reserva Federal se dispone a efectuar más recortes en las tasas de interés. Creo que será contraproducente porque si yo tuviera un capital trataría de colocarlo donde me paguen mayor interés y eso se llamaría fuga de capitales hacia otros países y monedas, aumentando así la oferta de dólares en el mercado internacional y devaluándolo aun más, lo que terminaría incrementando los precios desde el petróleo hasta los productos chinos, que antes eran Made in USA.

Una reducción de intereses, en teoría, abarataría los préstamos y pondría a circular más dinero para reactivar el mercado que por fin se acepta en pre recesión, pero eso no sucederá por que mis ingresos personales, al igual que los de la mayoría de los ciudadanos, no satisfacen los requerimientos para prestamos, ya que han sido devorados por los impuestos, por los seguros, los cuidados médicos y además por la escandalosa subida de los precios de los combustibles y sus consecuencias, así lo entendemos los otros.

El Presidente Bush propone una devolución en los impuestos para colocar más dinero en las manos de los otros, medida que en principio es la correcta y se habla de 150,000 millones en devoluciones. Al principio del actual gobierno creo que se devolvieron sobre 188,000 millones e ignoro si eso logró impactar significativamente la economía, ¿Recuerda usted cuanto le devolvieron?

Lo que más me preocupa es que nunca escucho a alguien decir: me equivoqué, debemos corregir el derrotero porque los consumidores son los otros.

En nombre de los otros


Víctor Ml. Caamaño

sábado, octubre 20, 2007

La crisis hipotecaria

Publicado en:
El Nuevo Herald el 27 de Oct. 2007
Diario Las Americas el 31 de Oct. 2007


La crisis hipotecaria ha hecho temblar la economía planetaria y todavía nada es seguro sobre sus consecuencias posibles. A mi me gustaría verla desde otro ángulo, desde donde se logren enseñanzas que, si quisiéramos aprenderlas, pudieran evitar las próximas crisis.

No es la primera burbuja que nos explota delante, recordemos la burbuja de las punto.com, aquellas compañías en INTERNET que parecían convertir el plomo en oro. Muchos perdieron mucho por apostar a sus ficticias subidas de precio. También hubo mucha especulación en la burbuja del mercado inmobiliario donde se apostaba a lograr beneficio fácil. En ambos casos el común denominador fue la especulación generalizada. El diccionario define especular como Comprar bienes que se cree van a subir de precio para venderlos y
obtener una ganancia sin trabajo ni esfuerzo.
La especulación es una actividad legal, aunque a mi juicio, contraria al orden natural que nos enseña que en el universo no hay nada gratis, que todo se tiene que conseguir mediante esfuerzo y que el obtener una ganancia sin trabajo ni esfuerzo tiene un precio que hay que pagar ineludiblemente.
Las leyes naturales funcionan de forma prodigiosa, no necesitan jueces, ni testigos, ni juicios, las sanciones están incluidas en la misma ley; intente violar la ley de la gravedad y vera su correctivo de inmediato, lo mismo sucede con la ley de causa y efecto, del equilibrio en los procesos, etc.
Siempre existieron especuladores, en oro, inmuebles, monedas, etc., pero eran individuos poseedores de grandes capitales que dedicaban un porcentaje de éstos a riesgos especulativos, porcentaje cuya pérdida ni afectaban su normal desempeño, ni creaban problemas en el mercado.

La burbuja de las punto.com introdujo a la clase media a la ilusión de las apuestas especulativas y al descubrirse el gran fraude que representaron esas empresas virtuales, los apostadores se volcaron hacia cosas no virtuales como los bienes inmuebles e igual que cualquier jugador ya enviciado y aprovechando el incremento de precios originados por factores no controlables, apostaron en compras y refinanciamientos de propiedades. La diferencia consistió en que las inversiones en las puntos.com no se basaban en hipotecas, sino más bien en efectivo y las perdidas no contagiaron otros sectores. Quien no tiene capital no puede afrontar los normales imprevistos de la especulación y cuando se producen, tienen que dejar de pagar sus hipotecas o reducir sus niveles de gastos y todo esa reducción del flujo monetario constriñe el mercado, volviendo desconfiado y extremadamente cautos a los que si tienen liquidez y todo se vuelve un círculo vicioso que frena el comercio y al final todos perdemos.

Nada es gratis en el universo, tenemos el libre albedrío para romper las normas naturales, pero debemos estar preparados para pagar el precio por ello. Especular es apostar contra el devenir, es más seguro y sosegado trabajar.

Víctor Ml. Caamaño

domingo, septiembre 02, 2007

No hay de donde

.

Obviamente el mundo de la burocracia es diferente al de la población, sus puntos de vistas e intereses son distintos y hoy se encuentran en peligrosa confrontación. La desesperación de la burocracia en buscar más dinero, a como sea, para sostener sin reajustes sus estilos de vida, es hoy patética.

Miami intenta cobrar 240 millones en multas atrasadas desde 1989, multas por diferentes violaciones a sus códigos. Es importante que se cumplan las disposiciones legales para no entrar en caos, estoy totalmente de acuerdo en que quien viole las leyes pague las multas que éstas establecen, pero hay dos aspectos que quisiera someter a la consideración de todos:

1- ¿Porqué los funcionarios o empleados que por 18 años no cumplieron con su trabajo no han sido sancionados? Solamente se sanciona a los ciudadanos que en una democracia son los supuestos beneficiados de los servicios gubernamentales. Cuando los ciudadanos se encubren entre si, delinquen por obstrucción de la justicia y se consideran cómplices, ¿los burócratas no?

2- Para la economía de la población no es lo mismo que le cobren en multas 240 millones diferidos en 18 años a que se monte un operativo para cobrarlo en un año. Acaso los burócratas no comprenden que retirar hoy 240 millones más de liquidez de la población, más todos los otros impuestos que ya no podemos pagar, es provocar una situación de consecuencias económicas y sociales imprevisibles.

Mientras sigamos utilizando criterios partidaristas o de amiguismos para elegir, tendremos lo que tenemos. Si deseamos un pudín distinto hay que variar los ingredientes.

Entiéndase claramente, no se nos puede exprimir más, no hay de donde y no importa la excusa o la forma, no hay de donde.

Víctor Ml. Caamaño