El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

domingo, noviembre 27, 2005

- Segundo Paso

Si logramos el acuerdo sobre la necesidad de producir un cambio en RD, es necesario que la población empiece a sentir que una nueva fuerza comienza a ponerse en movimiento, que algo nuevo está pasando y para ello sugiero acercarnos al deporte.

En primer lugar, porque deseamos tener una población sana y porque es imprescindible que exista una actividad física que nos haga visible y para ello debemos convertir las caminatas, trotes, carreras y maratones en nuestro primer vehiculo de presentación. Es necesario imprimir camisetas con nuestro símbolo y que éste comience a ser visible en las calles. Como lo que deseamos promover es el orden, el dominicano nuevo debe ser un reflejo del orden en todos los sentidos y para ello correremos o caminaremos ordenadamente en columnas de uno o dos o las que se estime más llamativo y haremos evidente que el desorden es el símbolo de identificación de los enemigos de la verdadera dominicanidad, y que además es su único método de funcionar.

En segundo lugar debemos reconocer que es el deporte el último reducto de ordenamiento de nuestra sociedad, solamente en el deporte se respetan todas las reglas y tenemos el consenso de que no es posible realizar el deporte o juego si no se respetan las reglas. De alguna manera deberemos exportar ese acuerdo hasta la sociedad.

Necesitamos hacer nuestros los valores y la pauta de vida propia del deporte no profesional, respeto al contrincante, autodisciplina, moderación, superación de si mismo, perseverancia, continuidad y sobre todo orden y respeto por las reglas. Debemos ganar para la causa de la nueva república el deporte mediante nuestro apoyo material, por nuestra presencia, por nuestra participación a todos los niveles. Apoyaremos el deporte en todos sus aspectos.

En el orden organizativo y habiendo determinado ya la organización básica, el ladrillo primero que es la familia y guiándonos por lo que es lo normal, por lo que es natural (hay que regresar al orden de la naturaleza), encontramos que el próximo entorno de la familia es el barrio, lo que los católicos llaman la parroquia y ese debe ser nuestro nivel inmediato. Es preciso comenzar a crear conciencia barrial en torno a nuestros intereses y en ese sentido deben poder participar todos los residentes incluyendo los militares y extranjeros, recordemos que no somos una organización partidaria, además los militares deben tener también interés en preservar nuestro país. Usemos los límites geográficos de las parroquias sin que signifique una necesaria adhesión al catolicismo.

El primer objetivo a lograr por su importancia sería la seguridad de nuestro entorno vital.

Deberemos organizar la vigilancia ciudadana para patrullar nuestros barrios conjuntamente con la policía. Hay que lograr que toda la parroquia firme una solicitud dirigidas al jefe de la policía, o a la autoridad competente, para que destaque un determinado número de agentes al patrullaje de nuestro barrio acompañados por los que seremos sus ayudantes y que vestiremos nuestros símbolos, esa pudiera ser la primera meta en conjunto y la primera prueba de poder barrial, en el caso que se obtenga, en caso de no obtener respuesta positiva, deberemos iniciar toda una estrategia para reunir la asamblea con nuestro diputado y exigirles que nos represente en esa necesidad inofensiva y aprovechable políticamente por parte del diputado. Será una buena práctica.

Debemos hacer conciencia de que todos los actos sucios o delincuenciales se realizan en la oscuridad, no a la vista del pueblo, de modo que, nuestra presencia permanente forzará a los agentes del orden en el cumplimiento de sus obligaciones adecuadamente y eso es valido para los jueces en juicios a corruptos y para los legisladores en las votaciones de leyes sensibles. Deberemos hacer presencia con nuestros símbolos donde quiera que sea preciso, para forzar los funcionarios a cumplir con su deber o a desenmascararse ante el público al cometer sus infamias, ellos se deben identificar para que luego usemos sus actividades y patrones de vida para provocar una revisión de las actitudes de los que todavía no están públicamente comprometidos con la posición de los nuevos conquistadores

Es imprescindible llevar la conciencia de un nuevo orden también y especialmente a los militares en todas las gradaciones, hay que rescatar del caos producido por la corrupción en nuestras fuerzas militares, las vamos a necesitar, las estamos necesitando ya.

Tenemos que hacer conciencia de que las leyes se cumplen todas o no se cumple ninguna, que si alguien justifica violar la #17 por ejemplo, a mi me interesa violar la #42 y eso significa desorden. O todas o ninguna.
Esa asamblea u organización barrial debe constituir nuestra fuerza, es ahí donde podremos dialogar sobre nuestras necesidades, formas de resolverlas y los valores que deben contribuir al cambio de conciencia en los nuevos dominicanos.

Es esa asamblea barrial la que debe ser segunda estructura de organización y decisión de la sociedad y desde donde deberán surgir nuestros representantes a los organismos municipales y nacionales de legislación de forma no partidaria, para finalmente poder despojar del poder a los partidos políticos y ejercer el control que necesita la sociedad sobre el gobierno en todos sus niveles. Los partidos al Gobierno, la sociedad al Poder.
Esas organizaciones barriales deberán también tener un papel social, realizar las celebraciones que la comunidad estime necesarias, importante es publicar un pequeño periódico con informaciones interesantes al barrio, comerciales, sociales, de interés local y nacional para unificar criterios no partidistas y por supuesto para la reflexión necesaria en la construcción de nuestra nueva república. Esa publicación pudiera estar en manos de los jóvenes y pudiera servir para descubrir vocaciones para periodismo o escritores, a la vez que es una actividad que puede integrarlos al movimiento.

Esas asambleas parroquiales deben fomentar actividades que tiendan a unificar las familias, a los padres e hijos, debe ser el lugar adecuado para que los nuevos artistas del barrio se presenten ante audiencia, y mantener una continua reflexión sobre las posibles causas que han originado la actual situación en nuestra sociedad, sería muy importante tener invitados para dar conferencias sobre temas que deben ser conocidos, pudiera así crearse el necesario vinculo entre las universidades y la población. Se supone que las universidades son depositarias del saber.

Si deseamos producir un cambio real debemos popularizar el uso de la ley de causa y efecto en todas las circunstancias, hay que identificar las causas de los efectos que deseamos cambiar. Esas asambleas no tienen estatutos y pueden y deben servir para todo lo que sus integrantes necesiten.

Organicemos a la población para crear la Nación.
Feliz Navidad para todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario