El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

domingo, enero 14, 2007

Reyes villanos

.
Cuando las monarquías perdieron su autoridad al superponer los intereses particulares sobre los del reino que dirigían, cuando sus relaciones constituían escándalos abyectos mostrando una ausencia total de nobleza, cuando la impunidad de los reales era el escarnio, una idea se soñaba, un sentimiento se propagaba y se convertía en voluntad: los privilegios abusivos y la impunidad de los nobles debían terminar. Ni la sangre ni la cuna nos diferenciaban y con tres conceptos tomaron la Bastilla para fabricar luego su Napoleón: Igualdad, Fraternidad y Libertad.

Se pensó que ya la humanidad había madurado. Se erró, no se deseaba terminar con los privilegios, se lo querían quitar a sus dueños. Eliminaron a los dueños para buscar la forma de ungirse con los privilegios, de convertirse en reyes sin el derecho de la sangre y cuando digo ellos deseo significar nosotros los humanos.

Esta traición a los principios sociales que motivaron la República, provocada por la ceguera de la avaricia junto al deslumbramiento de ocupar las posiciones y privilegios de los nobles, crearon las condiciones que atiborraron “El Capital” de Marx, y nacieron dos caminos dividiendo la población: el poseer dinero a cualquier precio o cabalgar sobre el pueblo prometiéndoles defenderlos. Mentira tan mentira como la de Igualdad, Fraternidad y Libertad. Todo es mentira para alguien llegar al trono y con eso basta.

La ventaja del método de los ricos es el tener un reino más prospero, pero al ser muchos aspirantes es necesario turnar el poder político y eso lo hace débil y efímero; las ventajas de llegar a coronarse cabalgando sobre el pueblo es la de tener un reinado mucho más duradero, no hay porqué compartirlo, el rey es realmente el rey solo que en un reino más pobre, donde igual que en el otro, nada le faltará a los no laboriosos innobles. Como prueba de lo dicho ya muchos marxistas han preferido reinar sobre la bonanza que produce la economía de mercado, China es ejemplo.

Hay que derrotar el monarquismo detrás de las ideologías eligiendo representantes independientes para controlar a todos los aspirantes a reyes, sin importar el bando ideológico que dicen defender. Debemos controlarlos hasta que se entienda que el ser nosotros mismos integrados a la manada sana y bien alimentada, es la única vía para tener la paz y la seguridad que producen la armonía para ser felices.

1 comentario:

  1. Lo malo es encontrar quién no se sienta rey al tener el poder.Personas que nunca tuvieron nada se sienten poderosos, como le pasó a Napoleón y como los nuevos ricos son peores que los de sangre azul, creo que todavía nos falta un poco para esa añorada felicidad llena de armonía.
    Suerte!
    Magaly

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario