El camino no es hacia la derecha o la izquierda, es hacia adelante por un planeta compartido, no repartido.


RECTIFIQUEMOS

viernes, septiembre 02, 2016

Mi visión de la Historia dominicana




Juan Pablo Duarte creó La República Dominicana como país antes de que existiera la nación dominicana. Permitan me recordarles que antes de la invasión haitiana los habitantes de la parte este de la isla, libraron UNA GUERRA para volver a ser españoles.

Obviare el derrotero histórico hasta llegar a la invasión norteamericana de 1916. Una ocupación nunca es simpática y lógicamente generó, en todas las capas sociales, un rechazo al invasor, (que dicho sea de paso, invadieron para cobrar una deuda creada por nuestro gobierno y aprobada por el congreso nacional y a quienes (ni entonces ni ahora) se les ha reclamado la responsabilidad directa por la invasión), pudiera citar hechos y poesías que aseguran el sentimiento anti invasor. Tuvimos intentos de resistencia armada sin el respaldo necesario para ser exitosa, porque la nación dominicana todavía seguía siendo el sueño de los menos.

Ese sueño de los menos deseaba sacar al invasor que los insultaba y generar la nación dominicana, el deseo se convirtió en necesidad y esa necesitad produjo un proyecto nacionalista que terminó en las manos del General Trujillo, quien lo usó para llegar al poder. Sin emitir juicios de valores debemos reconocer, que Trujillo hizo un real esfuerzo para la creación de la nación dominicana. Todos los días a las 8 am en todos los campos del país, los niños todos cantaban el himno naciónal y subían la bandera dominicana uniformados de caqui con corbatas negras. Hizo esfuerzo en enseñarle ¨su¨ historia, porque solo un pasado común podía generar la nación. Y eso prendió, como trujillistas o antitrujillistas, pero prendió, la población empezaba creer que era.

Se ajustició a Trujillo y vino el periodo de transición que debía desembocar en unas elecciones, para tener un gobierno legítimo según los cánones de la democracia. Todos nos preocupamos y asumimos responsabilidades para que las cosas se hicieran bien, aunque estuviéramos sin acuerdos sobre el futuro, pero sentíamos que ese futuro estaba en nuestras manos. Y se eligió a Juan Bosh como presidente. Necesito decir que Bosh generó rechazo y antipatías en mi cuando envió primero a Miolan, Silfa y a Castillo al país para él arriesgarse menos, cuando todos arriesgábamos la vida. En mi sangre tenemos el valor como una característica en el ADN y los cobardes nos desagradan, aparte de cualquier otra consideración, yo adversaba a Bosh pero respaldaba su legitimidad como dirigente juvenil social cristiano.

Desde la campaña se acusó a Bosh de comunista coincidiendo con el mayor anticomunista de la historia, Trujillo. Y se creó una trama para justificar delante de los americanos el romper la democracia recién nacida. Llegaron 5 cubanos, testigos vivientes de la malicia, la eficiencia y la perfidia de los comunistas triunfantes en Cuba, aunque nunca han reconocido que el único foco guerrillero triunfante en la historia, fue en un país en que sus fuerzas armadas estaban comandadas por sargentos, recuerdo uno de ellos llamado Rey Perna. Generaron una fabula de la eficacia del comunismo ateo y disociador, cuando ya la URSS se desplomaba sola por su ineficiencia y tumbaron a Bosh, eliminando el aleccionador y necesario enfrentamiento dentro de la democracia para controlar a los que mandan. Creo que Bosh no era comunista, Bosh siempre fue boshista y no cabía nada más en su universo. Cuando él decidió ser "comunista" se inventó su propio comunismo muchos años después y como siempre, desde la trinchera del honor, el exilio.

En ese momento se generaron dos posiciones en la población, los que decidimos luchar por defender nuestros sueños de democracia y que volvimos a ser los menos, y los más que se convencieron que el país no era de ellos, que sus voces no contaban, siendo uno de los mayores daños provocados por el golpe de estado, hoy se roban el país y no es de nadie. Otro daño fue enseñar que la constitución y las leyes se pueden violar a conveniencia y nada pasa, que al gobierno se le puede robar desde adentro porque no tiene dueño y el asco a la imposición trajo la guerra que produjo la invasión que dejo a Balaguer de nuevo y este dejo al PLD, con quien nos enfrentamos ahora. La gran diferencia post golpe de estado es que los más se frustraron y dejaron de creer en pajaritos volando, el cash es lo único que cuenta y ¿quien tiene el cash ahora?

El golpe de estado mató la nación recién nacida y ahora nadie es dueño del país para defenderla en contra los repetitivos intentos de invasión de la nación haitiana, la llama se apagó en los pechos de quienes por un momento decidieron tomar el futuro en sus manos, de la mayoría.

Esta es mi explicación del reflujo de masas que hoy permite toda clase de sacrilegios contra la patria y sus hijos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al dejar un comentario enriqueces el tema en pro o en contra y tu opinión permanecera expuesta a todos.

Favor de dejar tu comentario